Saltar al contenido

¿Has visto una araña coja? 🕷

Araña coja - bichos

Hola bicho! ¿Qué tal te va?

Tengo una pregunta para ti:
Si a una araña le falta alguna de sus patas, ¿qué sería una araña coja o una araña manca?

No te lo has preguntado nunca ¿verdad?.. sinceramente yo tampoco, hasta ayer que estaba en el jardín y vi algo moverse en el suelo..

Me fijé mejor y era una araña de 1 cm (0.4 cm de prosoma y 0.6 cm de opistosoma aproximadamente). Y al cogerla.. sorpresa! Si no sabes que son esas dos palabrejas (prosoma y opistosoma), haz clic en el enlace y te lo explico.

Ahora estás pensando por el título de la entrada que le faltaba una patita, pero no.. le faltaban CUATRO!!

A ver, a ver, si una araña tiene 8 patas y le faltan 4, ¿cómo se las arregla para andar? Pues muy bien no, la verdad.. daba entre pequeños intentos de salto y pasos torpes con los que apenas avanzaba.

Así que la cogí en la placa de observación para verla mejor y hacerle algunas fotos. La llame Antonia (si hay alguna Antonia leyendo esto, enhorabuena porque tienes el nombre de la araña coja. O manca).

Antonia - la araña coja. O manca.

Te voy a presentar a Antonia, es un poco tímida pero es buena araña, a mi me cae bien. Tiene unos ojos muy bonitos y grandes. Yo puedo verle una primera fila de cuatro ojos (los dos del centro más grandes), y luego dos ojos más a cada lado.

Si te fijas bien le faltan dos patas a cada lado, concretamente la segunda y tercera. Sólo le quedan las primeras y últimas patas, así que imagínate cuando intenta andar, el arte con el que se mueve, que parece la pobre un pato mareado.

En la imagen central se ven muy bien las cuatro coxas sin su correspondiente pata.

Una vez que la observé por buen rato y le hice un reportaje fotográfico "nivel alfombra roja de Hollywood", me decidí a soltarla en el jardín de nuevo.

Error 404: la pobre Antonia no andaba ni medio centímetro, no digamos ya eso de trepar... Probé a dejarla en una maceta a ver si se las apañaba algo mejor, pero la caída libre de la hoja donde la dejé hasta la arena fue digna de un saltador de trampolín, con doble mortal incluido.

Pensando qué hacer con Antonia se me encendió la bombilla. Ya os adelanto que mis neuronas no dan para mucho, aunque de vez en cuando les llega la corriente y funcionan. Decidí adoptarla.

Bueno, para que no me acusen de captación ilegal en contra de la voluntad de una araña coja, o manca; diré que firmamos un contrato por el cual Antonia, con DIB-A 31911, y domicilio en mi jardín, aceptaba vivir bajo mi tutela para permitirme estudiar su comportamiento y estilo de vida, a cambio de alojamiento y pensión completa.

Su alojamiento

Así que ya que iba a ser mi huésped por algún tiempo, le preparé una suite bastante confortable para que se sintiera a gusto, recreando al máximo su posible hábitat natural..

El cultivo de lenteja y garbanzo es para comprobar que hay buena ventilación dentro del terrario, cuyo "techo" está agujereado. Y para que crezca alguna plantita.

Se ve bastante cómoda, fuera de peligros externos y con regulación lumínica, para simular las condiciones ambientales a la realidad.

Y esta es la historia de Antonia, y de cómo fue nuestro encuentro.

Más adelante publicaré otro post o quizás haga un vídeo en YouTube sobre cómo está Antonia: si se ha adaptado bien a su nueva vida, si come, si consigue trepar, etc.
Piensa que las arañas utilizan sus ocho patas para caminar, trepar e incluso mantener hasta el doble de su peso boca abajo. Ahora le faltan cuatro, por lo que el esfuerzo que tiene que hacer es titánico. #saveAntonia

PD: Puedes dejar un comentario si quieres saber cómo evoluciona Antonia y contarme si prefieres otro post o un vídeo.

Hasta la próxima!
Fdo: Alex - el bicho palo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *